Tiempo de lectura:1 Minutos, 44 Segundos
El IGER (Instituto Guatemalteco de Educación Radiofónica) celebra su 37.º aniversario formando a las personas más necesitadas y lo hace trabajando desde el compromiso e inspirado en el Sistema ECCA. Actualmente el instituto
ofrece sus servicios a unas 45 000 personas ubicadas en 221 municipios de los
333 que hay en Guatemala. 

Alumnado del IGER con el material impreso

Este trabajo ha beneficiado a muchos estudiantes que han alcanzado sus sueños y metas personales, contribuyendo así al desarrollo social y humano de quienes estudian en IGER.

El IGER comenzó a gestarse en 1971, cuando el Padre Franz Tattenbach, un jesuita alemán que llegó a Centroamérica, se estableció en Costa Rica y ahí descubrió que las personas de escasos recursos tenían poco acceso a la educación. Con el afán de colaborar en la educación de estas personas fundó, en 1973, el Instituto Costarricense de Enseñanza por Radio (ICER). El padre Franz trabajó en esta institución cinco años antes de llegar a Guatemala en 1978.
Mientras tanto, en Guatemala, Sor Marta Soto, que había colaborado como maestra orientadora en Costa Rica, solicitó material de alfabetización al ICER para probarlo con un grupo de estudiantes. Este material fue utilizado para alfabetizar a un grupo de mujeres trabajadoras del hogar. Para alegría de muchos, esta primera experiencia fue todo un éxito, en sólo 12 semanas, 24 estudiantes aprendieron a leer y escribir.

Animada por este logro, Sor Marta solicitó al Ministerio de Educación de Guatemala (MINEDUC) que supervisara las reuniones en las que un grupo de orientadores voluntarios alfabetizaba a 600 estudiantes. Las autoridades aprobaron esta actividad educativa. Así que, en agosto de 1978, se decidió la fundación de una institución educativa similar a la de Costa Rica en Guatemala.
En 1979 nació el Instituto Guatemalteco de Educación Radiofónica (IGER). Durante los primeros años, de 1979 a 1981, el IGER trabajó la Primaria. En 1982, se abre el Ciclo de Educación Básica. El IGER se inició con 214 estudiantes. Casi 4 décadas después, bajo la dirección de Josefina Vázquez Mota,  hay 42 000 estudiantes inscritos.
Previous post Becas para las mujeres víctimas de violencia de género en Murcia
Next post El alumnado de la Asociación Canaria de Universidades Populares podrá titular a través de Radio ECCA
Perfiles en Redes Sociales

Spoed Loodgieter