Tiempo de lectura:2 Minutos, 22 Segundos
Estas son las palabras que componen uno de tantos testimonios de las participantes en la formación “Aprendemos a mejorar nuestra salud” que finalizaba este mes de abril en Senegal.

Con 1009 personas beneficiarias inscritas (1007 mujeres y 2 hombres) y muchos resultados positivos, finaliza un año más nuestra colaboración con este país africano en materia de prevención de enfermedades. Este año, más que nunca, el impacto del curso ha sido muy significante por haberse implementado en un contexto de pandemia. Las alumnas aprendieron la importancia de la prevención de la enfermedad a través de la mascarilla. En todas las reuniones y tutorías organizadas a lo largo del curso, tanto el equipo de trabajo como el alumnado hicieron uso de ella.

Aissatou nos contaba que al principio del curso sus hijos se reían cuando la veían salir de casa con el cuadernillo del curso en mano para asistir a la tutoría: “Mamá, tú eres muy mayor para estudiar” – le decían. “Al regreso de cada tutoría, les explicaba la lección aprendida para que vieran que yo también era capaz de aprender” – nos confesaba Aissatou emocionada y llena de orgullo.
Tanto las beneficiarias directas (mujeres rurales), como la contraparte local, la Asociación Nacional de Puestos de Salud Católicos de Senegal aplauden el carácter diferenciador de este curso: la diversidad de temas tratados: “Es un curso muy completo que abarca las enfermedades más comunes de nuestro entorno. Radio ECCA refuerza el trabajo de sensibilización que llevamos a cabo desde el puesto de salud y, lo que es más importante, ha conseguido integrar a varias generaciones en sus acciones formativas, lo que suele resultar más difícil”– afirmaba Sor Giselle.
Maimouna nos contaba que ahora está más atenta a signos de enfermedades como la tos duradera o los dolores continuos de cabeza: “Ya no voy a esperar hasta el último momento para acudir al centro de salud porque la enfermedad podría agravarse”.
Algunas de las alumnas con su diploma del curso.
Tras la finalización del curso se le entregó a cada alumna su merecido diploma además de una botella de lejía, una pastilla de jabón y una bolsita de jabón para contribuir a la higiene personal y en el hogar.
Las mujeres beneficiarias del proyecto aseguran que son más conscientes de la importancia de la higiene para la prevención de enfermedades y se organizan mejor que antes para las limpiezas comunitarias de los barrios. Muchas reclaman la continuación del curso, ya que se les ha hecho muy corto y quieren aprender nuevas formas de mejorar su nivel de vida y el de sus comunidades.
Desde Radio ECCA, y en nombre de todo el equipo de trabajo de Senegal y las 1009 mujeres beneficiarias, queremos agradecer el apoyo financiero otorgado este año al Secretariado de Misiones Jesuitas, al Instituto Municipal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Cáceres y al Ayuntamiento de Agüimes.
Previous post Formamos a más de 500 personas en Fuerteventura gracias al Cabildo
Next post Formación para la integración laboral de personas migrantes
Perfiles en Redes Sociales