Tiempo de lectura:2 Minutos, 6 Segundos

El curso de “Educación para la Salud” en Senegal comienza con buen pie, pese a las adversidades y el contexto actual de pandemia.

En general, en las zonas rurales, la población senegalesa no está muy concienciada sobre el uso de la mascarilla y la distancia social desde que comenzó la pandemia de la covid-19. A día de hoy, el Gobierno de Senegal ha reportado 25 895 casos positivos, de los cuales 21 561 se han recuperado, 617 han fallecido y 3716 están en tratamiento. Debido a una subida de casos en las regiones cercanas a la zona de actuación del proyecto, se ha implantado un toque de queda por regiones que, de momento, no afecta a la organización de reuniones o actividades prácticas del proyecto.

Tras haber finalizado las primeras semanas de inscripciones y primera emisión del curso en la radio, podemos confirmar que el objetivo de participación este año ha sido alcanzado: un año más, 1000 mujeres senegalesas de zonas rurales y con bajo o muy bajo nivel educativo participarán en el curso “Educación para la Salud”. El equipo local que hará posible la implementación del curso está formado por 20 tutores/as y 5 coordinadores/as. Este equipo se reúne cada jueves para reportar sobre el desarrollo del curso la semana anterior, así como la asistencia y participación de las mujeres inscritas, a la técnica en terreno de Radio ECCA y, también, para preparar el tema de la semana siguiente.


En las reuniones semanales se  insiste mucho en el uso de la
mascarilla y el lavado de manos. Cada grupo de alumnas cuenta con un
satala (bol y regadera) y una pastilla de jabón para que,
antes del comienzo de cada tutoría, todas se laven las manos
correctamente. Además, ya hemos llevado a cabo la primera actividad
práctica, que consiste en el correcto lavado de la fruta y las
verduras antes de su consumo, al mismo tiempo que se les explica la
importancia del uso del agua tratada o filtrada.

Las mujeres acuden a las tutorías con cuaderno y lápiz en mano, con
mucho entusiasmo y la mayoría participa muy activamente en los
debates y conversaciones que giran en torno a cada tema del curso.
Algunas nos confiesan que es la primera formación que reciben y se
alegran de que les esté ayudando a poder cuidar mejor de sus
hijos e hijas.

Este proyecto ha sido financiado por el Secretariado de Misiones
Jesuita, el Instituto Municipal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento
de Cáceres y el Ayuntamiento de Agüimes.

Previous post Dolores Rodríguez: “La inversión en educación es esencial para lograr la equidad y la igualdad de oportunidades”
Next post Ser niña es un derecho
Perfiles en Redes Sociales

Spoed Loodgieter

-

anlaşmalı boşanma